Condiciones de la súplica

Vie, 05/05/2017 - 07:50

La súplica o invocación representa la relación personal entre el hombre y Dios. La súplica nos lleva al recuerdo de Dios y hace que nuestro corazón se llene de humildad y sumisión en esos momentos. Esta actitud interior es una condición indispensable para que Dios Todopoderoso escuche nuestra súplica. A continuación, se mencionan algunas de las más importantes condiciones de la súplica:
 

La súplica o invocación representa la relación personal entre el hombre y Dios. La súplica nos lleva al recuerdo de Dios y hace que nuestro corazón se llene de humildad y sumisión en esos momentos. Esta actitud interior es una condición indispensable para que Dios Todopoderoso escuche nuestra súplica. A continuación, se mencionan algunas de las más importantes condiciones de la súplica:
1- Purificar el alma
Una de las condiciones de la súplica es la purificación del alma. Al respecto, se ha narrado del Imam Alí (P) que dijo: “Dios no aceptará la súplica de la gente con corazones negligentes” y en otra narración dice: “Dios no aceptará la súplica de la gente con corazones duros”.
También es necesario suplicar a Dios con sinceridad y confianza, como dice el Sagrado Corán: “Invocad a Dios adorándolo con sinceridad”[1].
2- La pureza y licitud de la riqueza y comida
Uno de los factores importantes que influye en la aceptación de nuestras súplicas es el alejamiento de los bienes ilícitos. Se ha narrado del Profeta Muhammad (PBD) que dijo: “Aquel que quiere que sus súplicas sean respondidas debe purificar su comida y su ingreso.”
También a este respecto, se ha narrado un hadiz del Imam Alí (P) donde dijo: “Dios, exaltado sea, reveló al Profeta Jesús (P) que dijese al pueblo de Bani-Israel que Él no aceptará las súplicas de aquellos que han violado los derechos ajenos.”
3- Trabajar y esforzarse
Además de hacer súplica, el hombre debe esforzarse y tratar de conseguir lo que necesita. Por ejemplo, un hombre que quiere una esposa adecuada e hijos creyentes, primero debe hacer sus esfuerzos para lograr su propósito, luego debe encomendarse a Dios y Suplicarle por las cosas que son superiores a su capacidad. En verdad, Dios es el que responde a la gente en momentos difíciles y “Responde al que sufre cuando Le invoca y alivia el mal”[2].
Leemos en los discursos del Imam Alí (P) que ha dicho: “El que súplica sin hacer nada en práctica, es como un arquero que tira sin usar arco.” En este hadiz, el trabajo se ha comparado con el arco; ya que el arco es la causa del movimiento de la flecha hacia el objetivo.[3]
________________________________________________
[1]. Traducción de la aleya 14 de la Sura 40.
[2]. Traducción de la aleya 62 de la Sura 27.
[3]. www.makarem.ir, artículo: Los Protocolos de la Súplica a Dios.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 32