La última oración del Imam Ali (P)

Dom, 05/26/2019 - 12:32
Juro por el Dios de la Kaaba que alcancé la prosperidad

En la noche del martirio del Imam Ali, este había sido invitado a la casa de su hija Um Kulsum para el Iftar (ruptura del ayuno). Comió muy poco y se dedicó a orar. El Imam estaba muy angustiado desde la noche hasta amanecer. A veces miraba el cielo y observaba el movimiento de las estrellas. Cuanto más se acercaba el amanecer, aumentaba más su angustia e inquietud y, en momento, pronuncia: “Juro por Dios, que no mentimos ni yo ni aquel que me ha informado, que ha llegado la noche prometida de mi martirio”.
A veces pedía perdón y otras leía la sura Ya Sin. Esa noche las oraciones y el rezo del Imam Ali diferían de las otras noches. “Dios mío, bendice mi muerte”, repetía.
Al final, terminó la larga noche y el Imam Ali (P) acudió a la mezquita en medio de la oscuridad. Los patos que estaban en el jardín de la casa, se le acercaban y tomaban con su pico el vestido del Hazrat Ali. Algunos querían alejar a los patos del Imam pero este dijo: “Déjenlos en paz, pues pronto llorarán y estarán enlutados”. El Imam Hasan, en un momento, dijo: “Que mal presagio dice usted”. El Imam Ali respondió: “No es mal presagio, mi corazón testifica que moriré”.
Um Kulsum se entristeció por las palabras del Imam y afirmó: “Ordene usted para que Yaada vaya a la mezquita y realice el rezo con la gente”. El Imam respondió: “No se puede escapar de la decisión divina”. Y dicho eso se fue a la mezquita.
Esa noche, la mezquita de Kufa era testigo de las últimas oraciones del Imam. El Imam Ali estaba rezando. Llegó el momento prometido. Ibn Mulyam Muradi, uno de los hombres más ignorantes de la historia humana, se acercó al Imam y propinó un golpe con su espada envenenada sobre la bendita cabeza de Ali (P). Este golpe privó a la religión de la presencia del Imam Ali, enlutó a la humanidad por el martirio de un gran líder e hizo que la justicia no valiera nada.
De esta manera, se apagaron las llamas de la gloriosa vida de un hombre nacido en la Caaba y martirizado en una mezquita. Una persona que después del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), el mundo no ha visto y ni verá otro igual. Era único tanto en la lucha y el sacrificio como en el conocimiento de los secretos del universo.
Expresamos nuestras condolencias por el aniversario del martirio del Imam Ali (P).

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
4 + 5 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 22