La hegemonía cultural de EEUU en América Latina (parte 1)

Dom, 11/03/2019 - 17:19
La hegemonía cultural

El consumismo es la ideología que logra mantener la cohesión social en EEUU, América latina y en el resto del mundo. El consumismo es la ideología del sistema capitalista que le permite mantener su control sobre la población. Por un lado, el consumismo iguala a todos los miembros de la sociedad capitalista convirtiéndolos en aspirantes a ser partes del mercado. Por otro lado, el consumismo crea condiciones para promover la competencia entre los individuos. El logro más acabado del consumismo es su capacidad para borrar las líneas clasistas que son la preocupación principal de los sectores dominantes.
El consumismo tiene dos bases claves para que pueda funcionar. Por un lado, los trabajadores asalariados. Sin esta clase de trabajadores, el consumismo se reduce a un pequeño círculo de rentistas y capitalistas. El consumismo, en la terminología de la clase dominante, produce una ‘clase media’. El consumidor de mercancías (producidas por trabajadores asalariados) es miembro de la ‘clase media’. No importa de qué sector de la sociedad provenga.
Por el otro, el consumismo requiere de una poderosa máquina publicitaria que divulgue cuales son las mercancías en oferta y, además, que estimule el consumo por parte de los trabajadores. El consumo debe superar el ingreso de los trabajadores (salario) para crear una economía virtual basada en la deuda y la especulación.
EEUU logró crear esta economía basada en instrumentos especulativos a principios del siglo XX. Consolidó el modelo en el período posterior a la segunda guerra mundial (1945-1975). A partir de esta última fecha, inició la construcción de una economía virtual mediante la subordinación del sector productivo del capitalismo al sector de las finanzas (especulativo).
El mundo y América latina ha sido objeto de un proceso de financiación de sus economías. En el siglo XIX la penetración del capitalismo norteamericano creó un mercado agro-minero de enormes dimensiones. Posteriormente, en el siglo XX, mediante la exportación de tecnología industrial el capital norteamericano creó burguesías nacionales dependientes y una clase obrera combativa. En la actualidad, el llamado mercado ‘virtual’ de un capital norteamericano financiero se ha apoderado de las economías destruyendo la burguesía nacional y debilitando la clase obrera.
La nueva fase de la acumulación capitalista necesita conservar la ideología consumista para no perder su hegemonía cultural. El consumismo ha invadido todos los espacios de la sociedad latinoamericana: La familia, la educación, las iglesias, la comunidad, los partidos políticos y las demás instituciones sociales. En la actual fase del desarrollo capitalista, quienes no consumen son expulsados, marginados y virtualmente desaparecidos. Para existir hay que consumir. Consumo, luego soy. Mi identidad se relaciona directamente a mi status de consumidor.
EEUU controla casi todos los resortes del consumo de mercancías. Incluso, los productos que se consumen pueden ser ‘producto nacional’ o ‘Made in China’, pero reproduce la ideología norteamericana y el ‘American Way of Life’. A fines del siglo XX, el ideólogo Henry Kissinger se preocupaba de la creciente influencia del Fútbol europeo y su impacto sobre América latina y el resto del mundo. Después de la crisis de 2008 y el colapso del proyecto europeo estará descansando más tranquilo.
Continue...

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
5 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 18