Islam es el protector de los derechos de las mujeres

Mar, 03/31/2020 - 14:18
Hiyab

A diferencia de la cultura moderna del mundo occidental, el Islam rechaza fuertemente la exhibición de la mujer en la sociedad como una mercancía destinada a la explotación sexual y la provocación de los deseos e instintos sexuales del hombre. El Hiyab es un programa sugerido por el Islam con el fin de defender a la mujer contra la explotación sexual.
Según las leyes del Islam, no está permitido para el hombre disfrutar de los encantos sexuales de la mujer; salvo que sea su cónyuge legal. Por lo tanto, el placer sexual entre hombres y mujeres no-Mahrams (no-familiares) es considerado un pecado que puede dar lugar a la corrupción moral de la sociedad.
Los oponentes de la ley del Hiyab consideran la vestimenta islámica como un factor que aisla a las mujeres de las actividades sociales en la sociedad. Como respuesta, hay que pedirles a esta personas observar la condición de la mujer en las comunidades musulmanas. Hoy en día, somos testigos de que las mujeres musulmanas que llevan Hiyab toman parte en todas las actividades sociales y laborales, tales como: en organizaciones, talleres, manifestaciones religiosas y políticas, programas de televisión, hospitales, centros culturales y universidades.
Además de ello, la mujer musulmana, se encarga de unas de las más importantes tareas en la comunidad islámica. Estas tareas son administrar la casa, criar y educar a los niños; así como formar a personas cualificadas para dirigir el futuro de la sociedad. 
Otra duda planteada por los oponentes del Hiyab, es el hecho de que el Hiyab es un tipo de vestimenta incómoda para la mujer y no le permite participar con facilidad en las actividades sociales y laborales. De hecho, aquellos que plantean esta duda no se dan cuenta de que el Hiyab no se limita en un tipo particular de vestimenta y puede tener formas diferentes. En otras palabras, el Hiyab puede ser cualquier vestimenta que cumpla con los códigos de la vestimenta islámica, aunque no sea en forma de Chador, ‘Abaye o Yilbab. 
Algunos sostienen que el Hiyab tiene efectos negativos en los hombres; ya que psicológicamente, “el hombre está ansioso de probar lo prohibido”. La respuesta a esta duda se aclara cuando echamos un vistazo a las sociedades occidentales y las comparamos con las sociedades islámicas donde se observa la ley del Hiyab. 
Esta comparación nos muestra que en las sociedades donde los hombres acceden fácilmente a los centros de corrupción para satisfacer sus deseos sexuales, la estructura de la familia y la sociedad son abatidos por varios problemas y terribles condiciones. Sin embargo, a pesar de que tales problemas no se han erradicado completamente en las sociedades islámicas, se puede afirmar que por lo menos, se han reducido significativamente. Como resultado, en estas comunidades, la mujer es respetada y se han preservado sus altos valores como un ser humano.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
20 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 27