El wahabismo y el falso islam

Vie, 05/05/2017 - 07:50

Una secta extremista, retrógrada y oscurantista que quiere reinar por el terror, usando el pretexto de la apostasía para entregarse a guerra de exterminio.. El wahabismo y el falso islam que el Nuevo Orden Mundial quiere imponer por la violencia gracias a su brazo armado-

El wahabismo es una máquina de guerra mundialista. Un esquema basado en la conspiración y nacido a finales del siglo XIX en los momentos en los que el imperialismo británico triunfa en el Levante.“Una secta extremista, retrógrada y oscurantista que quiere reinar por el terror, usando el pretexto de la apostasía para entregarse a guerra de exterminio.. El wahabismo y el falso islam que el Nuevo Orden Mundial quiere imponer por la violencia gracias a su brazo armado el salafismo, con el fin de destruir el verdadero islam y de generar la islamofobia.” “El Oeste anti musulmán se dio cuenta de que no podían derrotar a los musulmanes desde el exterior. Con este fin debían de utilizar a un grupo de hipócritas que utilizarían los recursos financieros proporcionados por el Oeste y se desenvolverían astutamente entre la sociedad musulmana, desmontándola y fragmentándola de manera sistemática.”
Una enfermedad letal:
El wahabismo es una enfermedad pero muchos se confunden creyendo que es una curación para la comunidad del asociacionismo, de la increencia y de la innovación y que es un movimiento que da nueva vida… El wahabismo es una enfermedad degenerativa endógena inoculada a los árabes con el fin de que ataquen, primero a otros musulmanes sunitas, a los Turcos y después a los otros árabes. El simple hecho de predicar la violencia y el asesinato de los que no piensan como ellos, demuestra cuál es el verdadero rostro de los wahabitas salafistas.”[1]
Se debe juzgar a un árbol por sus frutos. Y ¿Cuáles son sus frutos del wahabismo?
El odio, la mentira, la persecución, la intolerancia, el rechazo de la ciencia y de la espiritualidad. Fíjaros en lo que ha pasado en Libia, lo que ha pasado y esta pasando en Siria. He ahí la obra de estas gentes. ¿No basta eso como ejemplo? ¿Es eso islam? Matar niños, mujeres, viejos, degollar a los hombres, cortarles la cabeza gritando Alá Akbar en pleno mes del ramadán? ¿Con los imanes en Arabia Saudita y en Catar predicando el odio y la muerte en el nombre del Islam?..”. “Esta herejía se ha puesto en práctica para tratar de destruir desde el interior al Islam auténtico, con el fin de sustituirlo por este horror wahabita. Hace algunos años, los wahabitas de Arabia Saudita han tratado de hacer pasar a su seudo doctrina por una escuela jurídica similar a las cuatro escuelas actuales, Malikita, Hanafita, Hanabalita y Chafiita y como pretendían ser los representantes de la “última escuela jurídica” llegada del Islam, debía traslucirse que era la más adecuada para los tiempos modernos y que las otras eran obsoletas y debían ser disuletas. Entonces todo el mundo debía de adoptar la vía wahabita. Wahhab, con sus innovaciones heréticas, llega a considerar a los Creyentes como increyentes”.[2] “Con la difusión de su doctrina, los wahabitas son el origen de toda clase de grupos que,en nombre de la legitimidad del individuo para ser independiente en su interpretación de los textos, se permiten los asesinatos,el terrorismo, la formación de grupos entrenados para matar, para el pillaje, y las violaciones. Porque consideran efectivamente que fuera de ellos, todo el mundo es increyente y debe ser maltratado y abatido.”
Desde los años sesenta, la familia real saudí y sus satélites emplean una política de proselitismo internacional del wahabismo fuera de las fronteras del reino. Gracias a los poderosos recursos financieros de los que disponen Arabia Saudita y Catar, estos dos Estados exponen a la ideologización islamista e implícitamente wahabita a las instituciones, unas oficiales y otras no gubernamentales.
De esta manera visible, los Estados wahabitas intervienen no sólo en los países de “primaveras árabes (de la CIA)” y en Turquía por mediación de los Hermanos musulmanes, sino que tambien han penetrado e infiltrado a naciones como Pakistán o como Sudán. Los wahabitas financian sobre todo, directa o indirectamente, la creación y el desarrollo de movimientos islámicos radicales… o incitan a otros a la radicaliación extrema, dogmática, política y/o militar; y todo esto es geopolíticamente indispensable para Washington, para Londres, para los estrategas del conservadurismo y para Israel en su camino hacia el Nuevo Orden Mundial.[3]
[1] . “Yihadismo Wahabita”. Manuel Galiana Ros,pag56
[2] . “Yihadismo Wahabita”. Manuel Galiana Ros,pag59
[3] . Yihadismo Wahabita”. Manuel Galiana Ros,pag62

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
2 + 15 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 4