Consecuencia de los incrédulos

Lun, 06/03/2019 - 09:33
Un castigo doloroso

(¡Oh, Mensajero Nuestro!): A los incrédulos les da lo mismo que les adviertas o no (sobre el Castigo) no creerán. Dios Ha sellado sus corazones y sus oídos, (y Ha puesto) sobre sus vistas un velo. (En consecuencia) padecerán un Gran Castigo. El Corán [2:6-7]
los incrédulos tercos y exigentes
Este grupo se encuentra en el polo diametralmente opuesto al de los piadosos. Estas dos aleyas mencionadas exponen de manera resumida sus atributos.
La primera de estas dos aleyas declara que la amonestación (o advertencia por parte de los Profetas –P-) no tiene ningún efecto en ellos. Pues ellos siguen su terquedad en su incredulidad, al contrario del primer grupo cuyo ser se encuentra separado y dispuesto a seguir la verdad luego de escuchar la llamada.
Pero el segundo grupo está firme y sumergido en el extravío, al punto tal que si la verdad se les aclara para ellos, igualmente no la aceptan. Por eso el Corán no tuvo ni tiene influencia sobre ellos. No tiene ningún resultado advertirles o albriciarles nada, pues ellos han perdido la capacidad espiritual necesaria para aceptar la verdad y someterse a ella.
La segunda aleya señala la causa de esta terquedad y fanatismo: “Dios Ha sellado...“ Por eso, ellos se hacen merecedores de padecer “un gran Castigo“. En ellos están arruinados los instrumentos por los cuales el ser humano percibe (o capta) la verdad. Los ojos a través de los cuales los piadosos perciben los signos de Dios; los oídos mediante los cuales se escucha la llamada de Dios; y el corazón con el cual se comprenden estas realidades; todos estos instrumentos en ellos no funcionan. Ellos tienen ojos, oídos e intelecto, pero no ven, no escuchan ni captan las realidades. Sus malas obras, su desvío y su terquedad se volvieron como velos delante de tales herramientas del conocimiento.
Antes de llegar a tal estado, el hombre puede aceptar la Buena Dirección aunque conlleve cierto grado de desvío. Pero cuando su extravío alcanza un punto donde pierde la capacidad de distinguir las realidades y comprenderlas, entonces para él no existe ya ningún camino de salvación, pues carece de recursos para captar y comprender la verdad. Es natural que el gran Castigo sea lo que le aguarde a tal persona.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
3 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 17