la filosofía del Tawassul (intermediación de los Profetas e Imames (P))

Mié, 02/12/2020 - 11:58
intermediación de los Profetas e Imames (P)

Tawassul es una palabra derivada de la raíz "وسل", que en árabe significa acercarse a algo o alguien. En su sentido específico, este término significa acudir a la intermediación de las personas sagradas ante Dios, para que las súplicas y peticiones sean respondidas.
Una pregunta fundamental que surge acerca del Tawassul es la siguiente:
¿Cuál es la filosofía del Tawassul mientras que la gente puede acudir directamente a Dios y suplicar ante Él por sus problemas y necesidades? Dios mismo nos ha dicho en el Corán: “Y cuando Mis siervos te pregunten por Mí, [diles que] en verdad, Yo estoy cerca y respondo la súplica del suplicante cuando Me suplica.”  Por lo tanto, hay que hablar con Dios directamente y no necesitamos buscar medios e intercesores.
Como respuesta, hay que señalar que aunque el ser humano puede suplicar y rogar directamente a Dios, Él ha recomendado a los creyentes practicar el Tawassul. El versículo más explícito acerca del asunto del Tawassul está en la Sura al-Ma'ida, aleya 35, donde Dios dice a los creyentes: "¡Oh, los que creéis! Temed a Dios y buscad el medio de acercaros a Él y esforzaos por Su causa, quizás, así, tengáis éxito." De hecho, los mejores medios que los creyentes pueden buscar para acercarse a Dios son los Profetas e Imames (P).
La práctica del Tawassul a través de los Profetas e Imames (P) tiene varias filosofías entre ellas las siguientes:
a) Facilitar la aceptación de las súplicas
Los Profetas e Imames (P) tienen posiciones muy altas e íntimas ante Dios. Tomando en consideración el honor y la reputación de estos seres sagrados ante Dios, cuando ellos interceden por una persona, Él facilita la aceptación de las súplicas de esta persona por el amor que tiene hacia los Profetas e Imames (P).
A este respecto, cabe hacer referencia a la historia de los hermanos del Profeta José (P), quienes después de haberse arrepentido por lo que habían cometido en contra de su hermano, dijeron a su padre que les realizase intermediación ante Dios y le pidiese perdón por ellos.
b) Agradecimiento a los Profetas e Imames (P)
Durante nuestra vida, nosotros hemos visto a muchas personas que ofrecen muchos esfuerzos y sacrificios para servir a los demás. Como ejemplo, podemos hacer mención a los maestros y profesores que dedican la mayor parte de su vida para educar sinceramente a los niños y jóvenes y protegerlos de la ignorancia y el extravío, o a un médico que hace todo lo posible para salvar la vida de una persona, o a un bombero que arriesga su propia vida para salvar a otra persona del fuego.
Naturalmente nosotros amamos a las personas que nos hacen favores y servicios, hasta tal punto que queremos agradecerlos y recompensar su favor. Por lo tanto, cuando tal persona nos pide algo, aceptamos su petición en señal de agradecimiento.
Ahora bien, como los Profetas e Imames (P) han ofrecido muchos servicios y abnegaciones en el camino de Dios para expandir el monoteísmo y erradicar la idolatría, merecen grandes recompensas divinas, una de las recompensas que Dios da a los Profetas e Imames (P) es la aceptación de su intercesión y permitirles suplicar por la solución de los problemas de sus seguidores.
El Profeta del Islam (PBD) ha  estado sujeto a muchos sufrimientos y sacrificios en el camino de la predicación del Islam. Gracias a sus grandes esfuerzos, miles de personas en su época fueron dirigidas al camino recto hasta que en nuestros tiempos, miles de millones de personas llaman el lema del monoteísmo “la ila-ha il-lal lah” (No hay más divinidad que Allah). Él dedicó toda su vida para servir a los siervos de Dios y luchar contra la idolatría y la incredulidad. Para lograr estos propósitos, privó a si mismo de los gozos mundanales e incluso rechazó las ofertas de los líderes de Quraysh cuando le ofrecieron que dejase su misión. En el camino de la predicación del Islam tuvo que soportar varios sufrimientos tales como las acusaciones, los insultos, las guerras y el exilio de su ciudad natal, pero nunca dejó su misión profética.
Es muy justo y adecuado que Dios acepte la intercesión del Profeta (PBD) como una recompensa por sus servicios y abnegaciones. Es por lo tanto que por la súplica del Profeta (PBD), Dios, perdona a los pecadores y soluciona los problemas de la gente. Esta es una realidad que los wahabitas no pueden entender.

tolidi: 
تولیدی

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
1 + 9 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Todos los derechos reservados. Al usar los materiales es obligatorio hacer referencia a www.welayatnet.com
Online: 25